Automatización robotizada de procesos (RPA)

Hoy más que nunca la tecnología ofrece herramientas para agilizar la gestión, evitar errores humanos y consolidar datos de manera automatizada.

Tiempo valioso destinan funcionarios de todas las empresas para consultar, registrar o traspasar datos. Son tareas repetitivas que no agregan valor y están propensas a errores de digitación.

La automatización robotizada de procesos (RPA) permite realizar esas tareas repetitivas sin errores y en solo una fracción del tiempo que le toma a un humano, generando ahorros importantes de recursos y tiempo.

Gracias a las RPA, las organizaciones pueden contar con data valiosa antes, más actualizada, sin errores, en todo horario (feriados incluidos).

  • Automatizar procesos empresariales de principio a fin.
  • Conectar procesos administrativos de diferentes áreas en la organización.
  • Eliminar errores y excepciones.
  • Garantizar el cumplimiento.
  • Liberar a los empleados de tareas rutinarias.
  • Obtener un excelente retorno de inversión.
Volver a Servicios

Cómo Funcionan Las RPA

Las automatizaciones robotizadas replican paso a paso la interacción humana frente al computador: abren sitios Web, leen y escriben datos, hacen login en sistemas de información ERP, traspasan datos desde sitios Web o planillas Excel, dejan registro de actividad, envían emails de notificación, etc.

Ese paso a paso de los humanos se automatiza con herramientas RPA como Rocketbot, UiPath, PowerAutomate y una vez implementado el proceso, se define la frecuencia y horarios en los que se ejecutarán, liberando así a los usuarios de esas tareas.

Ejemplos de uso de RPA

En nuestra experiencia tras haber trabajado con clientes de diferentes industrias y países, hemos encontrado requerimientos que se repiten en las organizaciones:

  • Captura de facturas de proveedores, chequeo contra órdenes de compra, registro en cuentas por pagar.
  • Conciliación bancaria.
  • Traspaso de ventas online hacia ERP.
  • Declaraciones tributarias a partir de data en ERP.
  • Registros contables.
  • Tracking de etapas de servicios con notificaciones a clientes vía email.
  • Gestión de cuentas por cobrar.